Triumph Trophy 2013 presentada en Austria

La marca británica resucita su modelo gran turismo. Partiendo de la base de la Sprint GT y el motor de la Tiger Explorer, la adaptación resulta estupenda para plantar guerra a modelos consagrados de la competencia como la 1200 RT de BMW.

Triumph Motorcycles

Animada por el mismo tricilíndrico de 1.215cc de la Tiger Explorer (134 ps a 8.900 revoluciones y 120Nm de par) la nueva Triumph Trophy 2013 llegará a los concesionarios cargada de extras, un detalle muy apreciado por los amantes de las motos ruteras, donde el confort es casi tan importante como las prestaciones a la hora de hacer grandes tiradas de carretera, dispuesta a competir cara a cara con modelos muy establecidos como la 1200 RT de BMW. De hecho, es casi inevitable pensar en el modelo de BMW al ver a la Trophy ya que su planteamiento general, si obviamos el apartado de los motores, es muy parecido a la fórmula de los del aspa azul: búsqueda de la comodidad en marcha, alta cilindrada, transmisión por cardan para reducir los intervalos de mantenimiento y multitud de extras y ayudas electrónicas.

fotoLa vista del piloto no puede ser más sugerente: sólo nos falta una larga carretera para empezar a disfrutar de horas de ruta.

En el apartado de motor destaca el sistema de inyección con acelerador electrónico, el árbol de equilibrado del motor para eliminar las vibraciones y el sistema de amortiguación torsional para transmitir la potencia de la caja de cambios al cardan a través de un engranaje cónico.

En la parte ciclo, la nueva Trophy hereda gran parte de sus elementos de la sport turismo Sprint GT, pero los de Hinckley han revisado el planteamiento general del modelo para adaptarlo a su nuevo enfoque totalmente turístico. Sobre esta base, el primer elemento revisado ha sido el chásis y carenado, ambos concebidos con la premisa de la comodidad en marcha siempre presente. La pantalla ofrece ajuste electrónico, almacenando en memoria la última postura programada por el usuario. No faltan en esta nueva Trophy extras como los asientos calefactables y regulables en altura (800 – 820mm).

fotoSu línea recuerda a la BMW 1200 RT, mientras que la parte trasera hereda cláramente formas de la Sprint ST.

La parte ciclo presenta frenada combinada, ABS y control de tracción desconectable. La electrónica está presente en todas las facetas del nuevo modelo: faros y altura del asiento regulables electrónicamente, especialmente en la versión SE, que dispone de un completo sistema de audio integrado con interfaces USB, bluetooth y es compatible con los iPod de Apple así como con el resto de reproductores MP3 del mercado. Tomas de corriente 12v en guantera delantera y zona pasajero y sensor de presión del aire en los neumáticos.

fotoLa nueva Trophy llega cargadita de extras electrónicos todos ellos cómodamente gestionables desde la piña izquierda.

También en la versión SE disponemos de gestión electrónica de las amortiguaciones y curvas de potencia, pudiendo elegir entre tres configuraciones predeterminadas en función del tipo de conducción (Deportiva, Normal, o Confort) y de la carga de la moto (Sólo, Sólo + equipaje y 2 personas + equipaje). Todo ello gestionable a través de un interfaz visual en la pantalla LCD del tablier.

Al igual que su hermana sport touring, la nueva Trophy incorpora el Sistema de Equipaje Dinámico de Triumph que ya pudimos ver en la Sprint GT, gracias al cual las maletas basculan sobre su eje superior acompañando el baile del piloto al inclinar la moto en los giros. Dispondremos de 31 litros de almacenamiento por maleta y, en caso de necesitar más, podremos adquirir el baúl central de 55 litros.

Tendremos que esperar hasta octubre para conocer el precio final de la nueva gran turismo británica y poder verla en los concesionarios, en colores “Azul Pacífico” y “Plata Lunar”.

Noticias relacionadas